SyncUp | Quiénes Somos
Agencia, marketing, marca personal, funnels, ventas, estrategias, facebooks ads, instagram ads, google ads, marketing digital, inbound marketing, gestion de redes, redes sociales, social media, facebook, instagram, influencers, community management, copywriting, personal branding
185
page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,page,page-id-185,bridge-core-2.0.7,ajax_updown_fade,page_not_loaded,,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-19.4,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive,elementor-default
 

Quiénes Somos

Todos los comienzos son difíciles

Tomar la decisión, encontrar el valor y sobre todo la energía que impulse a los deseos para que por fin se materialicen, es un acto supremo de valentía.

Y claro, los  inicios  también tienen un poco de emoción, de esa que te asusta pero que estás dispuesto a afrontar; una pizca de fantasía también tienen, incertidumbre, duda, pero sobre todo curiosidad, la curiosidad del porvenir después de iniciar el camino hacía un lugar desconocido solo para cumplir un propósito: NUESTRO propósito.

Los objetivos de la marca de tu cliente tienen que estar sincronizados con los objetivos de tu marca - Verónica Ruíz del Vizo

Con esta premisa nace Sync Up, una agencia de marketing digital cuyo objetivo es establecer una comunidad que le dé valor a lo que tú le das valor.

Efectivamente comenzar fue un reto, creemos que la vida está colmada de decisiones y acciones. Una de las primeras decisiones que tomamos fue acercarnos al mundo del marketing, ese universo desconocido del cual no sabíamos casi nada, dar el primer paso, cruzar esa línea fue todo un reto. Por causas que aún desconocemos nos topamos con el cosmos del marketing y quisimos explorar lo que había para nosotros.

Nuestra inmersión en el mundo del marketing lo iniciamos en una agencia que nos abrió las puertas y el camino que debíamos y quisimos transitar;  nuestra alma máter del marketing, allí aprendimos, desaprendimos, nos equivocamos, le echamos pierna y nos dimos cuenta que el espíritu celeste del marketing nos había tocado, entendimos que este era el camino a seguir aunque el pronóstico no estaba a favor, luchamos contracorriente.

 

Llegó la hora de la siguiente decisión: casarnos y formar nuestra propia agencia. Pero no todo fue tan fácil, para poder pagar nuestra boda tuvimos que trabajar casi sin descanso, seguíamos trabajando en la agencia que nos abrió sus puertas, llevábamos 13 marcas entre ambos y fuera de la agencia trabajábamos con 10 marcas más, en ese punto nuestras ganas de independizarnos eran estratosféricas.

 

Trabajamos y trabajamos mucho, cubrimos nuestras deudas, nuestra boda fue mágica, no podíamos con tanta felicidad, pero ahora qué venía, cuál era la pauta a seguir, cómo incurríamos  en el mundo del marketing bajo nuestras propias ideas, reglas y premisas. Mientras forjábamos nuestra propia identidad como marca… ¡boom! Por motivos ajenos a nuestra voluntad y nuestro entorno, la agencia que una vez nos abrió las puertas ahora tenía que cerrarlas.  Era real, eso estaba pasando ¿Y ahora?

Mariangel le aporta a la empresa su incuestionable lado creativo, su responsable responsabilidad, sus inmensas ganas de hacer las cosas bien “si no lo hacemos bien no lo hacemos” dice. Su constancia, paciencia y su racionalidad ha hecho de esta empresa un motor de crecimiento. Pero también tiene un alma y un corazón bondadoso, por ser chef pastelera he tenido la grandiosa oportunidad de degustar los más ricos postres. Mariangel es el ángel de mi vida y de Sync Up.

Victor a Mariangel

Para la agencia Victor es el hemisferio izquierdo, estratégico, analítico, matemático, ordenado, lógico. Pero también es simpático, es muy cómico, siempre que puede lanza un comentario y alguien suelta una carcajada. Para él lo más importante son sus amigos y su familia. Estudiar siempre y trabajar mucho es su lema, él aporta la cercanía y la estrategia con el cliente. Al estudiar se enfoca en tres cosas: lo que aprende, en la dirección que le da a ese aprendizaje con respecto a la agencia y en la aplicabilidad hacia los clientes. Su placer no culposo es la lectura, para él los libros son un puente hacia nuevos universos, aventuras y aprendizajes. Si bien somos completamente diferentes hemos encontrado el engranaje de nuestras vidas.

Mariangel a Victor

Este capítulo de nuestra vida se llamó: Vuelo. Fue el momento preciso para cerrar un ciclo, acelerar, elevarse y volar. Una decisión más; con un nudo en la garganta, con la inseguridad del tamaño del Kilimanjaro pero con la lucidez de que podíamos hacerlo y hacerlo bien… nos tomamos de la mano y nos echamos a volar.

 

Hoy mi esposo y yo hemos podido crecer, creer y crear, seguimos trabajando y estudiando mucho. Hoy Sync Up es una célula que la componen nuestros sueños, nuestras vivencias y experiencias, nuestras ganas enormes de seguir creciendo, y por supuesto sus miembros: Una copywriter, cuatro diseñadores, un estratega y una directora creativa. También lleva un poco de las diferencias y los gustos de cada uno. Sync Up nos ha enseñado que la vida son dos días y hay que asumir riesgos y trabajar por lo que queremos.